En Android, la regla impuesta por Google implica que cada aplicación que instalas pide permisos cuando quiere acceder a determinados datos o funciones de tu dispositivo, incluidas las asociadas a sus distintos sensores o módulos.

Esto puede utilizarse para obtener tu ubicación en aplicaciones de mapas o GPS, por ejemplo, para poder acceder al micrófono, la cámara o los elementos multimedia guardados en el móvil, acceder a la aplicación de teléfono, contactos, calendario, SMS, etc.

Sin embargo, muy a menudo nos apresuramos a pulsar la opción «Permitir» al instalar una nueva aplicación sin que necesariamente nos interesen las autorizaciones concedidas. Entonces nos olvidamos. Salvo que la aplicación instalada conserve los accesos concedidos.

Sin embargo, nada te impide comprobar por quién tiene acceso a qué. Sobre todo porque este control también permite detectar aplicaciones extrañas. Incluso malware que se ha concedido subrepticiamente derechos sobre el dispositivo, a veces ocultando su icono para no ser detectado.

Desde Android 8, Google no ha dejado de simplificar la configuración de Android y la configuración de privacidad para que el uso de datos sea más transparente. Con Android 12, administrar permisos es aún más fácil con un tablero muy legible. Aquí se explica cómo usarlo.

¿Cómo controlar los permisos de las aplicaciones en Android 12?

controlar los permisos de las aplicaciones en Android 12

Independientemente de la superposición de software aplicada por el fabricante de tu teléfono inteligente Android, las opciones para administrar los permisos de la aplicación siguen siendo fácilmente accesibles.

  1. Ve a la configuración de Android, por ejemplo, tocando el icono de la rueda dentada que normalmente se muestra con las aplicaciones estándar en la pantalla de inicio.
  2. Busca un menú de Privacidad, luego ábrelo y selecciona la sección Permisos o Administrador de permisos.  En ocasiones, esta sección se encuentra en el menú Aplicaciones. Si no puedes encontrarlo, escribe la palabra  permisos  en el campo de búsqueda en la parte superior de la ventana de configuración y selecciona el resultado apropiado.
  3. Luego toca Administrador de autorizaciones.
  4. Esto revela varias áreas de las cuales las aplicaciones pueden requerir permisos: Actividad física, Calendario, Cámara, Contactos, etc. Debajo de cada uno de estos elementos se encuentra el número de aplicaciones que tienen acceso a él. Pulsa uno de los menús. Cámara por ejemplo.
  5. Todas las aplicaciones que tienen permiso para usar la cámara se muestran aquí. Desplázate hacia abajo en la lista para verificar que una aplicación de la lista no debería tener este acceso.
  6. Si crees que una aplicación no tiene una razón válida para poder usar la cámara, toca su nombre. En el menú que se muestra a continuación, elige entre las propuestas presentadas: Permitir solo si la aplicación está en uso, Preguntar siempre o No permitir. Luego presiona la flecha en la parte superior izquierda de la pantalla para volver a la lista de aplicaciones.

Repite la operación de verificación para el resto de áreas de actividad, en particular la geolocalización (Posición) o Archivos y contenidos multimedia. Puede que te sorprendan algunos resultados como la aplicación de Lupa y Microscopio (que te permite usar la cámara del móvil como lupa) en la que se concede, por defecto, acceso a todos los archivos del móvil.

¿Te ha resultado útil este post?